“¿QUE ES LA SEMANA SANTA?

Jesús fue a Jerusalén a celebrar la Pascua con sus discípulos cuando fue emboscado en una red de eventos que eventualmente lo llevarían a la muerte en la cruz. Estos eventos no fueron pasivos, no fueron felices, sino llenos de epítetos desagradables y llenos de incertidumbres. Pues, aquellas personas que estaban poniendo sus mantos en el piso, ondeando ramos de palmas y proclamando la llegada del esperado mesías, solamente en cinco días estarían protestando en su contra y vociferando con todas sus fuerzas que le crucificaran. Esto nos muestra a nosotros hoy, la triste inclinación del ser humano de servirle a Dios pero solamente en nuestros propios términos. Qué triste. Aunque aun hoy, la mayoría del pueblo judío no reconoce a Jesus como el Mesías que había de venir, el Nuevo Testamento entreteje para nosotros todos los eventos centrales de esta semana triste y obscura, pero a la vez como la historia de la Salvación para todos los seres humanos.

Pero en sí ¿Qué es lo que hace esta semana diferente a las demás semanas? Bueno, para aquellos que reducen esta semana una simple fabula, a un suceso de antaño; sepa bien que para nosotros los cristianos es la semana donde el Creador se paró en nuestro camino, esta semana es nuestra intersección con nuestro Salvador. Es la semana que al igual cuando Dios rescató a Israel de la esclavitud de Egipto, nos ha rescatado de igual manera a todo creyente da la esclavitud del pecado, esta semana marca el comienzo del éxodo del cristiano del mundo para hacerse parte del reino de Jesucristo. Es el tiempo que meditamos en el viaje de Jesus, desde el Aposento Alto a Getsemaní y de Getsemaní al Calvario.

¿Qué es lo que hace esta semana santa? Es el hecho de que algo sucedió hace dos mil años, algo tan extraordinario que detuvo las ruedas del destino y ahora la muerte no tiene la última palabra. Esta semana declara a todo el universo que Dios no se aferró a quedarse en el cielo distanciado de su creación; sino que se hizo parte de la creación al venir a este mundo a través de aquel niño que nació en un pesebre, “Jesús” y que este, su unigénito vino a entregar su vida por muchos en una triste cruz. Durante esta semana estamos todos invitados a escudriñar nuestros corazones mas allá de toda duda, a apreciar la transcendencia de lo que hizo Jesús por cada uno de nosotros; basta ya de injertar los papeles que juega Hollywood en nuestra fe. Deseo y les pido a todos humildemente, que hagamos una introspección sincera y nos preguntemos que fue lo que hizo Jesús por nosotros durante esta semana que tan reverentemente celebramos y recordamos. Deseo que usted junto con migo llevemos Semana Santa a los sucesos por los cuales Jesús pasó para que cada uno de nosotros recibiéramos la salvación.

Las decisiones que cada uno de nosotros tomemos aquí y ahora tendrán consecuencias que perdurarán para siempre. Este es un tiempo dado a nosotros para crecer y madurar, para experimentar el amor de Dios por nosotros, un amor que durará toda una eternidad, ese amor que todos estamos llamados a compartir los unos con los otros y con todo aquel que aun no ha recibido a Cristo como Salvador de su alma. Dios les bendiga a todos.




Nuestras Creencias

Ministerio Jovens Cristianos Comprometidos Cristo Contáctenos